jueves, 26 de junio de 2014

Carpaccio de remolacha cruda con vinagreta de cítricos y aceite de avellana {Ventanas Verdes con #ponunaensalada}


Este mes las Ventanas Verdes hemos decidido unirnos a la campaña "Pon una ensalda en tu verano" que promueve Rosilet. Su intención es recopilar en un recetario todas las recetas que reciba, para que podamos descargarlo y tener nuevas ideas para ese plato tan de verano, pero que por sus cualidades nutricionales (vitaminas, fibra) en realidad deberíamos consumir en cualquier época del año. En Francia nunca falta una ensalada en la mesa, en cualquier época del año. Aunque sea lechuga aliñada sin más, es una costumbre que me encanta. Y como estoy recién llegada de allí, me pareció estupenda la propuesta para el reto de este mes.
 
Aunque ya tenemos los primeros tomates en la huerta, y tenemos lechugas todo el año, yo he optado por usar un vegetal que no es muy común en las ensaladas españolas, excepto en su infame versión de bote, generalmente cocida y avinagrada. Tengo que reconocer que a mi la remolacha rallada en bote nunca me gustó, y que me reconcilié con ella cuando empecé a sembrarla y comerla cruda, en crema u horneada.  Una cosa que he descubierto gracias a Nigel Slater es que la remolacha cruda va genial con el aceite de nuez o avellana, el sabor le va mucho más que el aceite de oliva. Así que si queréis triunfar con esta receta os recomiendo sólo dos cosas: usad remolacha cruda, la remolacha cocida no vale, y usad un buen aceite de nuez o avellana. Sé que son aceites difíciles de conseguir (yo me los traigo de Francia) pero si por casualidad encontrais una botella no lo dudéis, duran bastante sin enranciarse y le dan otra dimensión a las ensaladas. A parte de que tienen ácidos grasos diferentes a los que tiene el aceite de oliva y por eso es bueno alternar ambos en la dieta. 
 
Si seguís estos dos consejos conseguiréis una ensalada que no deja indiferente a nadie. Nosotros ya la hemos preparado varias veces, pero no estábamos contentos con las fotos y por eso aún no la habíamos publicado. Una vez combinamos para la vinagreta zumo de naranja y aceite de nuez, y en esta que os traigo hoy zumo de limón y aceite de avellana. No sé con cual me quedaría, la verdad. El aceite de avellana es más suave que el de nuez, pero ambas versiones son muy resultonas y refrescantes. Es muy fácil de preparar, el único paso engorroso es pelar y cortas en láminas la remolacha. Vuestras manos terminarán como en "La matanza de Texas" pero si las laváis rápido con jabón normalmente las manchas no durán hasta el día siguiente.


Ingredientes, para 4 personas

una remolacha
una cucharada sopera de semillas de mostaza
una cucharada sopera de aceite de avellana (o nuez)
el zumo y la ralladura de la piel de un limón grande o una naranja
sal y pimienta al gusto

Tostamos las semillas de mostaza en una sartén, hasta que empiezan a soltar su aroma (y a saltar). Reservamos.
Se pela la remolacha y se corta en láminas muy finas con una mandolina. Se prepara una vinagreta con el aceite de avellana o nuez y con el zumo del cítrico. Sazonamos la remolacha con la vinagreta y añadimos las semillas de mostaza tostadas y la ralladura de la piel del cítrico. Salpimentamos al gusto, y dejamos macerar unas horas antes de servir.

Como siempre os invito a que abrais el resto de Ventanas Verdes.


14 comentarios:

  1. Yo creo que antes o después terminaré teniendo mi huertecito, de momento sigo con mis macetas pero es más por satisfacción que por abastecimiento jeje Tengo que probar los aliños que propones, a ver si encuentro un buen aceite de nuez o de avellanas. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que en algún mercado eco lo encontrarás, y si no date un saltito al país vecino que allí lo venden hasta en el super!!

      Eliminar
  2. Qué gran verdad que la remolacha hay que reivindicarla, pero comprada natural! Cruda creo que no la he probado aún, pero asada en casa es otra cosa totalmente diferente a esa cosa horrible de bote. Tengo mandolina así que algo parecido a tu ensalada tengo que preparar :).
    Los aceites de frutos secos son deliciosos, el de avellana especialmente me encanta... Lo probé en Suiza hace años, tengo que buscar por aquí y hacerme con una buenta botella, que valen la pena.
    Rico-rico!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿nunca la probaste cruda? te va a encantar!!!!

      Eliminar
  3. Pues casualmente remolacha no hemos sembrado nunca, aunque un vecino a veces nos da de las suyas. A Óscar no le hacen mucha gracia, pero a mi sí, así que tendré que convencerle. ¡Estas ensaladas sencillas me encantan!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la remolacha es una gran incomprendida en este país, en serio!! en casa de mis padres nunca la comí, mi madre, andaluza de origen, sencillmente no la tenía entre sus lista de ingredientes. Yo la he descubierto los últimos años, con la huerta, dile a Óscar que le de una oportunidad!!

      Eliminar
    2. Pues sí, tendré que insistirle. Yo de vez en cuando la compro. ¿Y has probado las hojas en ensalada?, son también muy ricas

      Eliminar
  4. Me cuesta mucho pillar la remolacha cruda, pero a veces la veo en las ferias.
    Tiene que ser muy rico este carpaccio, me lo apunto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. qué descubrimiento la remolacha cruda! quiero probarla YA!!! tengo, como Heva, un minimacetohuerto y creo que las remolachitas están listas, me parece que en breve me veré con las manos manchadotas preparando esta ensalada :) además otra idea para usar el aceite de nueces que tengo por aquí!
    muchísimas gracias por haber participado y por esta delicia para el recetario!!
    un beso grande <3

    ResponderEliminar
  6. Pero que delicia de plato, me lo tomaría ahora mismo.
    http://unospicanyotrosno.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Wow, this looks amazing! I will be trying this soon. Did you ever got the golden beet seeds? I was just wondering.
    Take care.

    ResponderEliminar
  8. Hola, ya se que no tiene nada que ver con la receta pero resido en Tenerife y me gustaría que me recomendaras sitios para comprar buena harina molida con piedra.

    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Manuel,

      uuuuyyy lo que pides es misión imposible!!!!!! En Tenerife el único que muele su harina en molino (que yo sepa) es Juan Mayato, de Panes del Mundo. Se trae la espelta de la península y la muele él para hacer el pan que vende en su tienda, pero no sé si te vendería la harina....lo mejor es acercarte y charlar con él, es encantador.
      Otra solución es comprarla en península. Yo aprovecho cada viaje (incluso las reuniones de trabajo, siempre vuelvo con, al menos, 2-3 kilos de harina) para traerme harinas buenas del lugar al que vaya. Y ahora que por fin el gobierno de Canarias nos deja hacer el autodespacho (cuidado! siempre que los envíos sean con Correos, las mensajerías se niegan a darte los datos necesarios) puedes comprar harina a, por ejemplo, Rincón del Segura, que hace los envíos por paquete azul, y tramitar tú mismo la liquidación de la DUA. Roca fariners también vende por internet pero no hacen los envíos por Correos, y tratándose de harina si te endosan 20 euros de tramitación de DUA ya te empieza a salir el kilo de pan a un ojo de la cara.
      Hace poco me encontré al responsable de Harinalia y me dijo que ya que tienen molinos de gofio estaban pensando ponerse a comercializar también harina molida en piedra, pero que yo sepa hasta el momento no hay nada. Así que tendremos que seguir comprándola fuera.

      En fin, no sé si te he liado más o he resuelto tu duda.....

      Un beso panarra.

      Eliminar
    2. Muchas gracias, lo que me respondes es lo que me temía.

      Saludos.

      Eliminar