lunes, 25 de abril de 2011

Paté vegetal de habitas y menta

Los cosmonautas llevaban varios meses acercándose a aquel objeto cuyo misterio ni los mejores telescopios habían podido descifrar. A medida que se iban acercando cada uno de los tripulantes creyó entender lo que era, pero nadie le quiso confesar al resto lo que veían. Al fin, cuando se encontraban a una distancia tan cercana en la que no cabían dudas pararon los motores. Los tripulantes permanecieron quietos contemplando aquel espectáculo:  una enorme rebanada flotando en la ingravidez, miles de migas dispersas en el espacio exterior constituían lo que había hecho pensar a los científicos desde la Tierra que se trataba de una nueva constelación.
Uno de los cosmonautas bajó, arrancó un trozo de tostada y lo consiguió introducir en el interior de la nave. El suceso fue retransmitido en directo en la Tierra. El capitán de la tripulación se ofreció a probar aquella pasta untuosa que impregnaba la rebanada cósmica: paté de habitas con menta. Y en aquel momento fue cuando dijo la famosa frase: "that's one small step for man, one giant leap for mankind" (un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad).

Paté de habitas y menta para una rebanada cósmica
300 gr de habitas frescas, recién recogidas :)
75 gr de nueces
una ramita de hierbabuena
sal y aceite de oliva

Hervir las habitas 5 minutos. Colarlas, ponerlas en un bol junto con las nueces, sal y un chorrito de aceite de oliva. Triturarlo todo con la batidora hasta tener un paté homogéneo. Tostar unas rebanadas de pan casero y degustarlas pensando en lo insondable del universo.

Es una adaptación del relleno para ravioli de Canny que ya publiqué aquí, pero usando nueces en lugar de piñones. Desde que lo probamos se ha convertido en un favorito porque la combinación de sabores es increíble. El otro día lo rebajamos con aceite de oliva y lo usamos como salsa para la pasta fresca, tras una mañana de trabajo en el huerto. Así servido en versión paté con rebanadas de pan tostado está buenísimo y es perfecto para un picnic, así que aprovecho para participar en el 4º evento de Cocinamos sin crueldad.



18 comentarios:

  1. Hola Ajonjolí, me encantó tu receta!!!
    Un beso, Myriam

    ResponderEliminar
  2. ¿Y de que manera terminó este suceso? El capitán se mostró igual a su regreso que cuando había partido... Por que lo mismo se trataba de una rebanada-cebo que los extraterrestres habían dejado espapar para invadir nuestra tierra.... bueno, si es una invasión a base de pate de habitas y menta, bienvenidos los extraterrestres..jaja

    ResponderEliminar
  3. Qué gran receta y qué gran introducción! Me he reído un montón, sobre todo porque al principio pensaba que era algo serio! :)

    ResponderEliminar
  4. XD... seguro que, a modo de monolito, supuso también un avance en el desarrollo cerebral humano.

    ResponderEliminar
  5. La verdad, es que tiene una pinta estupenda este pate, y además de tener que estar delicioso, es perfecto para nosotros los celíacos.

    Besotes

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
  6. qe receta más buena! original 100%, me ha encantado, debe estar buenísima

    ResponderEliminar
  7. La foto me ha parecido preciosa. Antes de empezar a leer he pensado : parece el universo con una tostada flotante !!!

    Lástima que mi huerto este año no ha dado habas. Seguro que lo probaré.

    Gracias por la receta.

    ResponderEliminar
  8. Maravillosa rebanada cósmica, si al menos encontrara las habitas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja!!! Me ha encantado tu introduccion!!!
    Me he apuntado al receta para poder vivir un momento cosmico!! ;-)
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Con semejante presentación y esas fotos... imposible no querer probarlo! Y eso que a mi el sabor de la menta en la comida salada no me suele atraer mucho, pero creo que has dado con un equilibrio de ingredientes perfecto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Aquí también en estos días habas, pero con speck y ñoquis. ME ENCANTA ver tus fotos de cuando haces pasta y ese relleno también tengo que probarlo.
    Besos cósmicos, la tostada parece Gagarin en órbita, preciosa.

    ResponderEliminar
  12. Solo puedo decirte DELICIOSA.

    Besitossss

    ResponderEliminar
  13. jejejejejej Ayyyyy, Ajonjolí, me tenías cautivada con esa rebanada cósmica cuyas miguitas se desparramaban por el universo formando maravillosa constelaciones con las que soñar. Me ha encantado la introducción!!!!!!!!!!!!!!!!!! Se nota???? jejejejejeje Genial, genial... Tus compañeros del observatorio han visto esta rebanada cósmica aluna vez???? Ayyyyy, qué maravilla...
    Bueno, y qué decir del paté de habitas y menta. Que tengo un monton de habas esperando ser cocinadas y tu paté me ha chiflado. Lo siento por Marc, pero esta noche, paté de habas con menta!!!! jejejejejejejejeje
    Un besoteeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  14. Como siempre original, sano y delicioso.
    Sabes que estos días he pasado unos días en los Urrutias, 2 días ya nos bañamos...sigue como siempre...
    besitos

    ResponderEliminar
  15. Boquiabierta me he quedado con esta introducción tan espacial, digo especial, y más todavía con el paté de habas. Tanto que creo que me voy a poner a pelar habas ya que las tengo recién compradas, que no cogidas (más quisiera yo que tener un huerto y con habas además). Enhorabuena por tu blog hace tiempo que lo visito y me encanta aunque no he comentado hasta ahora ;-)
    Saludos,

    ResponderEliminar
  16. Este paté me encanta y como relleno de los ravioli más. Me lo llevo. Buen día

    ResponderEliminar