lunes, 21 de diciembre de 2015

Un producto humilde, dos platos de fiesta: crema de remolacha asada, puerro y ajo negro + bizcocho de chocolate y remolacha {Navidad sostenible con Ventanas Verdes}


Lo he repetido tantos años ya que debo resultar cansina, lo sé. No me gustan las Navidades. No. Desde hace unos años tengo mis particulares motivos, pero incluso antes no me gustaban porque el rollito este de la bacanal del consumo no va mucho conmigo. Consumo excesivo en muchos sentidos. En estas fechas compramos demasiado, comemos demasiado, y en muchos sitios mucha de la comida que se prepara, más abundante de lo habitual por ser las fechas que son, se termina tirando. Así que cuando este año surgió la propuesta entre las Ventanas Verdes de hacer un menú navideño "sostenible" me pareció una idea estupenda, que podría ayudar a mucha gente que o bien no quiere o bien no puede realizar grandes dispendios por mucha Navidad que sea.

La idea era preparar un plato y dar ideas de lo que se podría hacer con las sobras, o bien preparar platos festivos sin necesidad de ingredientes caros. Yo opté por esta última opción. Decidí usar un producto humilde, la remolacha, que en mi caso es de mi huerta pero que creo que no supera el par de euros por kilo en el mercado, si no me equivoco. Pues bien, con un kilo de remolacha se puede hacer un primero y un postre, muy resultones, para seis personas. Y además, muy sencillos de preparar.

La base de partida es asar las remolachas. Lo único que hay que hacer es calentar el horno a 200ºC, lavar las remolachas y cortarles los tallos, y ponerlas en una bandeja. Las horneamos una hora-hora y media, hasta que se puedan pinchar fácilmente con un cuchillo. Las sacamos del horno, dejamos que se enfríen, las pelamos, y a continuación podemos hacer estos platos.


Crema de remolacha asada, puerro y ajo negro

Ingredientes:
~750 gr de remolacha asada
un puerro
3 dientes de ajo negro (se pueden sustituir por ajos asados)
un chorrito de aceite de avellana (opcional)
sal y pimienta
yogur natural para acompañar

Preparación:
Rehogar el puerro en juliana con un poco de aceite de oliva. 
Triturar la remolacha con el puerro, el ajo negro y el aceite de avellana, añadir agua hasta conseguir una crema más o menos espesa, según nuestro gusto.
Servir caliente, y acompañada generosamente de yogur natural batido.


Bizcocho de chocolate y remolacha, con glaseado de agua de azahar y semillas de amapola

Ingredientes:
250 gr de chocolate al 70%, troceado 
3 huevos
175 gr de azúcar moreno 
70 ml de aceite de oliva virgen
1 cucharadita de extracto de vainilla
125 gr de harina
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de levadura de repostería
50 gr de almendras molidas
250 gr de puré de remolacha asada

para el glaseado: mezclamos azúcar glas (~6-7 cucharaditas) con agua de azahar (~2 cucharaditas)
semillas de amapola

Preparación:
Calentar el horno a 180ºC.

Forrar con papel de horno y engrasar un molde de bizcocho.
Derretir el chocolate en un cazo a fuego flojo (o en el microondas si os apañáis bien con él). 
Batir los huevos con el azúcar y el aceite de oliva, añadir la vainilla, la harina, el bicarbonato, la levadura y la almendra, y mezclar lo justo para no tener grumos.
Añadir el puré de remolacha asada y el chocolate.
Pasar la mezcla al molde, y hornear 50 minutos.
Dejar que se enfríe por completo antes de desmoldarlo. Cuando esté frío, echamos por encima el glaseado y espolvoreamos con semillas de amapola.

Como siempre, os invito a que abráis el resto de Ventanas, que tienen unas propuestas maravillosas.  ¡Y aprovecho para desearos un buen (y sostenible) solsticio y un feliz 2016! Yo volveré el año que viene, ¡espero que con más frecuencia!

9 comentarios:

  1. Yo entiendo los motivos que tiene la gente que no puede con la Navidad, y es que además los comparto, pero yo sigo aferrándome a mi propio modo de vivir y ver las fiestas y no dejo que la parte negativa me las estropee, al menos por ahora (llamadme ilusa). Siempre hemos tenido unas fiestas muy sencillas en mi familia y ahora que vivo fuera aprecio sobre todo volver a estar en casa, a ver a los míos, a reencontrarme con todo. Y paso mucho de los excesos sin sentido, caprichos vale, explotar porque sí no.

    Dicho esto, me gustó mucho que eligieras la remolacha como protagonista de tus recetas, es un producto tan maravilloso que poca gente aprecia! Combinada con chocolate es una pasada (y con harina de castaña hacen un trío delicioso), y ese toque de ajo negro que le has puesto a la crema me han encantado. Más que dignos platos de un menú navideño :).

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. A mi tampoco me gustan mucho las navidades, precisamente por el exceso de consumo, parece que tengamos que comer si ó si gambas, mariscos, bogavantes, etc. Se tira mucha comida, porque parece que todo va a ser poco, y además los niños de hoy en día reciben regalos en exceso, lo que genera muchísimo estres a la hora de comprarlos, en fin, este tipo de navidades no me gusta nada, por eso me gusta tanto vuestra propuesta de navidades sostenibles, me parece una muy buena idea. Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encantan tus recetas! De hecho creo que la crema de remolacha la voy a hacer sí o sí, porque es un producto que me encanta.

    Sobre las navidades, a mi me pasa un poco como a Liliana, me gusta mi forma de celebrarlo, sin excesos en las compras, junto a las personas que quiero, es una época especial para mi en la que aprovecho para hacer más comida casera, disfrutar de las luces navideñas y envolverme en la magia de la navidad. También viajo 500 km para ver a mi familia, ya que vivo en Madrid lejos de ellos, así que es un momento emotivo y de reencuentros. Aunque entiendo perfectamente lo que dices, las navidades acaban convirtiéndose muchas veces y en muchas casas una auténtica locura consumista...yo es que no soy de compras compulsivas, ni me gustan las aglomeraciones ni el despilfarro de estas fechas...Por eso es bonito celebrarlo a mi manera, más sencilla, como soy yo.

    Un besote y muchas gracias por el post. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. ¡Ha vuelto! ¡Ajonjolí ha vuelto!-Hace sonar una campana pregonera. Ahora en serio, me hace muy feliz esta nueva entrada. Mira que nunca he sido muy fan de la remolacha y de niña la solía comer más bien poco, pero tus bizcochos de remolacha y chocolate son de mis postres caseros favoritos. También el zumo de remolacha, piña y hierbabuena fue todo un descubrimiento, así que estoy segura que estos últimos platos también me gustarán.
    En cuanto al tema de la Navidad, tampoco me suele suele gustar esta festividad. Hombre, no voy a engañar, desde siempre me han hecho mucha ilusión los regalos el día de Reyes (¡cuántos más mejor!), incluso ahora en mi familia que no hay niños seguimos con esa tradición, pero supongo que algo irresponsable y poco práctico el comprar tantas cosas materiales para un día concreto en vez de conseguirlas a lo largo del año. Me guardo las vacaciones, que son lo mejor de este mundo, y tiro por tierra las reuniones familiares absurdas (en mi casa ya solo nos reunimos cuatro gatos) y la supuesta magia traducida en tanta hortera moñería. ¡Hala! ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. A mi me gusta la navidad, no la parte de las obligaciones pero si quiero conservar la magia de esos días, juntarnos a comer en familia (lo hacemos todas las semanas), el día de reyes (para los peques es un momento muy especial). Pero no conseguimos cambiar a mi madre con lo de la comida (ya nos cuesta cada domingo), han pasado hambre de niños y no son capaces de preparar una comida "normal", no se necesita nada más, espero que lo consigamos antes o después. Aunque no te gusten deseo que disfrutes mucho de estos días con la familia, que tiene ganas de achuchar a Sami ;) Un beso!!!

    ResponderEliminar
  6. Te puedes creer que no he cocinado nunca la remolacha?, si que la como en ensalada pero ya está. Desde que comentaste lo que ibas a cocinar estoy esperando a que publicaras para copiar la cremita, del bizcocho he oído hablar mucho que ya estoy tardando en hacerlo. He hablado de la crema a mi hermana y está deseando probarla. Ya he comprado las remolachas, ahora sólo queda ponerme manos a la obra.
    A mi si que me gusta la Navidad, a mis padres les gustaba y supieron contagiarnos, además es la excusa perfecta para quedar con amigas a las que hace tiempo que no veo. Me sienta bien, me hace feliz.
    Por eso te deseo una Feliz Navidad y un 2016 MARAVILLOSO, dale un achuchón grande a ese peque, y para ti un besazo grande.

    ResponderEliminar
  7. Comparto contigo que soy anti navidad, por diferentes motivos, pero quieras o no algo especial siempre se hace.
    Me quedo con tu bizcocho, siempre he querido probar con la remolacha, seguro queda delicioso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Wow, this ecipe looks delicious! The rainbow beets look beautiful, did you get golden beets? I love Christmas but not the stressful part of buying the oresents. My favorite part is spending time with family that comes from outof town or making the trips to visit family that we don't see very often. I love the idea of simple cooking that gives more time to chating and sharing with love ones.
    Take care.

    ResponderEliminar
  9. Una receta exquisita. ¿Qué tal estás? Imagino que en pleno proceso depurativo cargado de buenas intenciones típico de primeros de año: que si el gimnasio, que si dejar de fumar, que si la dieta depurativa (hoy os traigo una receta sana, sanísima y algunas recomendaciones) elracodeldetall.blogspot. como

    ResponderEliminar