miércoles, 23 de marzo de 2011

HEMC# 52: pizza de espelta integral con calabaza, berenjena y rúcula


Esta es mi contribución al HEMC de este mes, organizado por Sabor Impresión, que ha elegido la pizza como tema. Como siempre llego en el último momento, pero con lo que nos gustan las pizzas caseras no podía no participar. Últimamente no he podido participar ni en el HEMC, ni en el Daring Cooks, ni en nada, porque estoy de curro hasta las orejas, pero aunque sea una entradita corta, aquí os dejo esta pizza, que nos gustó mucho. Utilicé la harina de espelta integral de Rincón del Segura, que es una espelta buenísima que siembran en Asturias, y la harina de maíz que me enviaron mis cuñados y que hicieron con el millo que sembraron ellos mismos. La molió un molinero de su zona, en un molino de piedra, por lo que es una harina bastanta gruesa, y muy aromática, lo que le da mucho sabor a esta masa. Como siempre, os recomiendo que no desestimeis la importancia de las harinas que elegís a la hora de preparar pan, pasta o pizza.

Ingredientes

Para la masa (para tres pizzas de 30 cm)
1 taza y 1/4 de agua
1/3 taza de aceite oliva virgen extra
3 tazas de harina integral de espelta
1 taza de harina de maíz
2 cucharaditas de levadura seca de panadería
1 cucharadita de sal

y para el relleno:
calabaza en daditos, rehogada en un poco de aceite
berenjena cortada en láminas, pasada por la plancha
mozzarella di bufala
rúcula

Para preparar la masa se mezclan los ingredientes, se amasan y se deja levar 1 hora y 1/2. 
Mientras preparamos la salsa de tomate poniendo un poco de aceite en una sartén. Cuendo esté caliente, echamos la passata de tomate, con un poco de sal, un poco de azúcar y orégano. Dejamos que se fría y espese un poco, a baja temperatura. Reservamos.

Mientras sube la masa, calentar el horno al máximo que de (el mío, 270º).

Una vez pasada la hora y media, dividimos la masa en tres trozos, pasamos al congelador los dos trozos que no vayamos a usar, y extendemos el otro con las manos o con un rodillo.
Si se va a hornear en piedra, hay que tener en cuenta que la base tendrá que estar bien enharinada para que no se pegue a la pala en el momento de ponerla en el horno. Os recomiendo leer mis consejos sobre cómo usar correctamente la piedra para hornear.

Ponemos por encima de la masa la salsa de tomate, la mozzarella, los daditos de calabaza previamente rehogados y la berenjena.

Una vez que el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, pasamos la pizza a la pala y de la pala a la piedra. Esto parece sencillo, pero tiene su arte, hay que hacerlo con decisión, con un golpe de muñeca y sin titubeos. En 4 minutos la pizza estaré hecha, y queda crujiente pero elástica, ese es el secreto de la piedra de hornear. Sé que soy pesadita con mis cosas, pero de verdad que hay una diferencia abismal entre hacer pizza con o sin piedra. 
Una vez sacada del horno, ponemos la rúcula por encima, y a comer.

Y para terminar os dejo este microcorto, "La huella de Carmela", realizado para el II Festival Ecológico "La Luciérnaga Fundida".  Una invitación para cuestionarnos nuestra huella ecológica y cómo reducirla.


20 comentarios:

  1. El corto me ha parecido genial... aunque volver a vivir sin lavavajillas y sin lavadora se me antoja... imposible. Porque para mí una cosa está clara: cualquier vuelta a una vida más sostenible pasa por trabajar mucho menos fuera de casa... y eso acaba afectando a quién? A las mujeres, claro. Esto es complicadísimo, pero lo que es evidente es que así no podemos seguir.

    ResponderEliminar
  2. La pizza buenisima!!!
    Y el corto da mucho que pensar... esta sociedad del capitalismo es lo que tiene, per oalgo tenemos que hacer al respecto!!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Que rica la pizza...me gusta todo y con espelta que es mi preferida...a ver si consigo traducir las cantidades (me faltan las tazas) y un día la pruebo.
    El corto genial, aunque pienso como Miriam, tal y como esta montado es imposible estar sin lavadora, frigorífico....nos pasamos casi todo el tiempo en el trabajo....claro que se ha de hacer algo porque el grado de contaminación sube día a día pero como se puede hacer sin que ello afecte nuestra vida laboral, familiar???
    muchos besos

    ResponderEliminar
  4. jo ... no tengo piedra de hornear, la verdad es que tendría que plantearme seriamente comprarla, porque son de estas cosas que duran muchísimo y les sacas bastante partido.

    La pizza me ha encantado, por cierto

    ResponderEliminar
  5. Esa harina de espelta es magnífica, suelo comprarla mucho, aunque no sé si la he usado en pizza, porque mira que me gusta usar integral en la masa.
    Me encaaanta los sabores que has combinado en esta pizza! También me gusta mucho usar calabaza y rúcula, aunque la gente me mira raro cuando lo hago!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¡DELICIOSA la pizza, mamma mia!, me encantan todos los ingredientes y el corto... da qué pensar... Bss.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la pizza casera, pero nunca he usado harina de espelta, para mi eso sí, infaltable sin rúcula, me encanta.
    Sobre el tema de la ecología, que creo ha salido a la luz tras la caástrofe de Japón, yo hice mi propio mea culpa y soy super honesta, considero que soy una chanta y que de ecolgista no tengo nada!!, no estoy dispuesta a dejar las comodidades que me hacen la vida más sencilla, de lo contrario si nos ponemos tendríamos que lavar la ropa a mano, lavar los platos a mano, hacer todo como las abuelas y la verdad es que no podría, mi horno es mega genial, lo mejor que he tenido en la vida y claro, con todo lo que trae debe consumir un montón de energía, pero.....es complicado el tema, sin dudas yo no puedo decir que soy ecologista sólo porque no uso auto, no tenga televisión o porque como todo bio o de huertos regionales.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. ¡Me encanta! Me parece precioso y muy elocuente, y me ha hecho mucha ilusión ver que, además, uso el mismo "insecticida" que Carmela, y el mismo aire acondicionado! :)
    Estoy con lo que se ha dicho antes, es muy difícil renunciar a muchas cosas y llevar una vida así, pero creo que hay muchas cosas pequeñas que sí se pueden hacer, y que si fueran una costumbre común serían un gran paso.
    La pizza me encanta, ¡qué rica! Yo también hice hace unos días, pero lo de la espelta me ha despertado las ganas.
    B*

    ResponderEliminar
  9. Hace mucho que no hago masa de pizza. Igual después de verte me animo y vuelvo a ponerme.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. NO TENGO PALABRAS PARA DECÍRTE LO MUCHO QUE ME GUSTA ESTA RECETA. CREO QUE A TODO EL MUNDO LE GUSTA.

    BESOS

    CUATRO ESPECIAS

    ResponderEliminar
  11. estupenda pizza! te quedó perfecta!

    ResponderEliminar
  12. Mmmmm... este pizza tiene una pinta riquísima!

    ResponderEliminar
  13. Bueno, yo, como Kako... Lo intento, lo intento... Pero todo es muy difícil.
    Yo no tengo ni lavavajillas, ni secadora, ni aire acondicionado, ni calefacción... Tengo una TV de más de 10 años, de las de culo y siempre ando con las luces apagadas, salvo que sea estrictamente necesario. El secador lo tengo, pero no lo uso... Cuando cambié a inducción, una de las razones fue justamente ésa y vaya si lo he notado: cocino más y gasto menos electricidad. Mi horno es una maravilla y mira que le doy cancha, pero consume muchísimo menos que el otro que tenía antes.
    Lo que sí que no puedo es lavar a mano... No puedo con eso. La lavadora, un gran invento, pero sólo funciona cuando la puedo llenar; si no, que espere, que tenemos suficiente ropa.
    Ayyyyyyyy, qué rollo te he soltado... Me ha encantado la huella de doña Carmela.
    Por cierto, la pizza super sugerente... Consigues aquí la harina de espelta, Ajonjolí o te la traes de Madrid????. Cuenta, cuenta...
    Un besoteeeeee

    ResponderEliminar
  14. wow! me gusta la combinación de ingredientes tan sanos! salir de la típica pizza de queso y jamón es a veces una tarea difícil. gracias por compartirla!

    ResponderEliminar
  15. Lo de la harina de espelta ya me ronda hace un tiempo y todavía no me pude juntar con ella. Me imagino que le da un sabor especial. Yo tampoco puedo participar en todo lo que me gustaría , es que tenemos siempre miles de cosas que hacer.
    Te pediría que me escribas a mi correo , necesito comentarte algo.
    Cariños
    just.wind@yahoo.com.ar

    ResponderEliminar
  16. hola me gusta tu blog y aqui tienes una seguidora y tambien te he votado como uno de los 5 mejores de gastroblog te dejo el mio por si quieres conocerme


    http://mary505.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  17. ¡¡Hola!!

    bueno, me alegro de que el vídeo os haya dado que pensar. Mi intención tampoco era la de convencer a nadie sobre la necesidad de volver a vivir sin nada de electricidad (yo sería la menos indicada, dedicándome a la física), más bien quería remover las conciencias sobre el excesivo uso que hacemos de los recursos. Creo que hay que echar el freno, vale que nadie quiere vivir sin frigorífico, pero sí que podríamos reducir enormemente nuestro consumo con gestos relativamente sencillos. Por ejemplo, ¿es necesario comer fresas en Madrid en enero, si para ello las tienen que recolectar en chile y traerlas desde allí en contenedores frigoríficos? ¿es necesario tener aire acondicionado? ¿no podríamos apañarnos con un buen toldo y un abanico, cómo se ha hecho siempre? Yo más bien voy por ahí. Cosas como comer productos locales, cultivar un huerto para retirar de la atmósfera algo del CO2 con el que la ahogamos, ir a los sitios caminando.... gestos pequeños pueden cambiar el mundo.

    Kako, no se trata de renunciar a nuestros hornos, el horno se puede usar de manera muy eficiente (por ejemplo, aprovechando el calor residual de la piedra para asar unas verduras). Yo creo que hoy en día ya sólo por no tener coche eres ecologista ;) Y respecto a las lavadoras, de hecho, se gasta menos agua con una lavadora de bajo consumo que esté llena que lavando la misma cantidad de ropa a mano.

    Cambiando de tema, Laube, la espelta la pido a los de rincón del Segura. La venden en sacos de 5 kilos, y hago pedidos de 15 kilos, un saco de 5 kilos de espelta integral, otro de 5 kilos de trigo blanco y otros 5 kilos de trigo semi integral, por ejmplo. 15 kilos creo que es el límite del paquete azul de Correos, y los del rincón lo recomiendan por ser la más económico.

    Mary, ¡¡muchísimas gracias!! no me esperaba que alguien me votara como uno de los 5 mejores, ¡¡¡gracias!!!!


    Besos.

    ResponderEliminar
  18. BUENA, RICA, APETITOSA, SALUDABLE...¿QUE MAS LE PUEDO PEDIR?

    BESOS

    ResponderEliminar
  19. Ajonjoli, claro que vale que comas fresas en Enero, a Chile le entra platita!!! :)), es broma.
    Me encantó tu post y de verdad que me cuestioné muchas cosas tras lo ocurrido en Japón, pero en serio que me sentí lo más falsa, yo estaba tan contenta aportando con mi grano ecológico, cero auto, cero televisión, colgando afuera la ropa (mientras mis vecinos atacan a la secadora), etc, pero creo que no es suficiente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Qué buena pinta la pizza! me encantan las pizzas con rúcola, creo que las convierte en algo muy especial, sobre todo si la rúcola es buena...

    ResponderEliminar