miércoles, 1 de febrero de 2012

Tuppers y picnics: cake salado de acelgas y requesón


No sé si mucha gente se fija en lo que hay en las columnas laterales de los blogs, pero hace un tiempo pensé que era una buena idea agrupar recetas que forman parte de secciones relevantes en el blog, como por ejemplo los panes, las pizzas, las recetas vegetarianas, y, una de las más visitadas, las recetas de pasta fresca y el tutorial sobre cómo hacer ravioli. Hace un tiempo, hice la correspondiente etiqueta para estas secciones y la coloqué en la columna izquierda para que a quien venga de visita le fuera más sencillo encontrarlas. El caso es que estas últimas semanas, debido a un impasse entre dos contratos (cosas de la administración pública) he estado técnicamente parada, y he aprovechado para ir a nadar con D. a mediodía y, de paso, preparar unos picnics de aúpa para alimentarnos decentemente aunque hubiera que comer en 20 minutos en un banco del parque antes de que él se reincorporase al tajo. Ayer preparé este cake, y un hummus de borlotti que publicaré en breve, y pensé que era una buena idea compartir con todos las recetas que tengo en el blog que son aptas para llevar en el tupper al curro o a un picnic con los amigotes. Cosas que se pueden transportar en un tupper sin que se destrocen, que se pueden comer frías, de pie, sin cubiertos. Empanadas, tartas saladas, patés vegetales.... Así que me he recorrido de nuevo las 319 recetas del blog, y he puesto la etiqueta tuppers y picnics que podéis encontrar en la columna de la izquierda. Algo bueno debía sacar de estar en el paro un tiempito, ¿no? La verdad que recorrerme de nuevo las entradas del blog me ha traído muchos recuerdos. En febrero va a hacer 4 años que empecé, el 9 de febrero de 2008, exactamente. Y la verdad que prácticamente cada receta la tengo asociada a un recuerdo: los cruasanes de Canny, están asociados de manera indisoluble a nuestra ascensión anual al Roque del Conde, la focaccia y la coca de tomates y aceitunas, a la primera vez que subimos la montaña Guajara y a innumerables festivales de jazz, en los que todos los años monto un picnic estilo central park ;) (aunque el último año fueron desbancadas por la tourte de blettes), las hamburguesas vegetarianas de habas frescas y el paté vegetal de habitas y menta están absolutamente unidas a nuestra huerta.... etc, etc.... ¡no quiero aburriros más!

El tema es que este cake se va a unir a la lista de favoritos para el tupper. Está lleno de verdura, y con harina integral que es más sana que la blanca. Aunque, debo matizar algo: lo hice con harina de espelta sólo porque es la que tenía en casa. Me dan mucha rabia las modas absurdas en los asuntos del comer. Últimamente, el pobre trigo está siendo sometido a una caza de brujas por parte de diversa fauna de herbolario (espero que nadie se me ofenda), los que se apuntan a lo último, ya sea criminalizar la leche, la miel o cualquier otro producto, y ensalzar cosas como el sirope de ágave u otras movidas que nunca hemos tenido en la dieta mediterránea pero que ni falta nos hacían (sí, soy un pelín fundamentalista, pero, qué queréis que os diga, mi miel que no me la toquen). Está claro que si uno es celíaco, o alérgico a la lactosa, evidentemente tiene que huir del trigo, y de otros cereales, o de la leche, como de la peste. Pero, como leí en el blog de Lucía, excelente nutricionista, si no eres celíaco no tienes necesidad ninguna de eliminar el trigo de tu dieta. Para más inri el asunto es que la espelta es un tipo de trigo, Triticum spelta. Y, de hecho, es un trigo hexaploide, igual que el Triticum aestivum, que es el trigo vulgar y corriente.

Supongo que el origen de todo este entuerto proviene de lo que ya os expliqué aquí, y es que las variedades de trigo que promocionó la industria panadera eran las que tenían más gluten, porque eran las que aguantaban mejor los modernos procesos de panificación. Eso ha llevado a que las cadenas de gluten de los trigos actuales sean tan largas que nos cueste más asimilarlas. Pero existen aún a día de hoy variedades de trigos antiguas, como el barbilla que nosotros sembramos, que contienen menos gluten, y con las que se puede hacer un pan riquísimo. De hecho, la tan ensalzada espelta, no es más que un tipo de trigo más antiguo que el T. aestivum actual pero más moderno que el T. monococcum, por ejemplo. Así que, no demonicemos el trigo. Y si alguien os dice "yo no como trigo, uuuy, el trigo es veneno, yo como espelta", explicadle la burrada que está diciendo. Por favor.

Ingredientes,

1 manojo de acelgas, cocinadas al vapor (o hervidas, también valdrían espinacas congeladas y hervidas)
1 cebolleta
un manojo de rúcula
100 gr de harina integral (en mi caso de espelta porque es la que tenía a mano)
1 huevo
150 gr de requesón (yo utilicé uno de Valsequillo que es mezcla de leche de oveja, cabra y vaca, y que es 100% de aquí)
2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen
75 ml de leche
2 cucharaditas de levadura de repostería
mejorana, pimienta negra, sal

Calentamos el horno a 190ºC.
En una sartén, rehogamos la cebolleta cortada en láminas y la rúcula picada. Reservamos.
Ponemos las acelgas en un colador y las escurrimos muy bien.
Mientras, batimos el huevo, añadimos el requesón y seguimos batiendo. Añadimos el aceite de oliva y la leche y seguimos batiendo. Incorporamos la harina y las dos cucharaditas de levadura, con cuidado de que no queden grumos. Por último, añadimos las especias, la cebolleta y la rúcula rehogadas y las acelgas.
Pasamos la masa a un molde de bizcocho y horneamos 35 minutos a 190ºC, y 15 minutos a 180ºC. Pinchamos con una aguja, y si sale limpia es que ya está hecho.
Dejamos enfriar en una rejilla (es normal que se desinfle un poco).

Y, cuando este frío, cortamos y ¡al tupper!

Actualizo la entrada para enseñaros el cake de Pooja, que se animo a preparalo sustituyendo el huevo por un cuarto de vaso de agua con maizena, y poniendo espinacas y maís dulce. ¡Encantada de que te gustara!

20 comentarios:

  1. Joé con la guerrera...jejeje... como el post anterior, que la gente coma lo que quiera, pero que por favor no crea que está comiendo otra cosa.
    Por textos menos polémicos que el tuyo hoy en los periódicos un ministro acusa al anterior gobierno de ciertos "adoctrinamientos ideológicos"... cuidadín que nos chapan el blog!

    ResponderEliminar
  2. Millones de gracias por esta nueva etiqueta!!! No sabes lo bien que me va a ir cuando me reincorpore al trabajo.... Como este cake, que con solo verlo ya me vienen ganas de ir a trabajar!!! jajajaja Eso si, lo hare y lo disfrutare antes en una ocasion mas especial... es decir, cualquiera que no sea en el trabajo!! jajajajajja
    Polemica? No! Pura realidad!!! Estoy harta que me digan que la leche que doy a mis hijos no es buena para la salud... que es mejor tomarla vegetal... He tomado leche de vaca toda mi vida (incluso la he llegado a beber directamente de la vaca!!!!) y aqui estoy: alta, sana y fuerte!! jajajajaja Modas...
    Bueno guapa, una gran receta... como todas!!! Un besote
    Sònia

    ResponderEliminar
  3. Pues si, la espelta es un tipo de trigo, aunque mucha gente crea que es "otra cosa", jaja. Si que es verdad que al haber sufrido menos modificaciones es menos alergénico que el trigo "normal" (no confundir alergia al trigo con celiaquia) y es más digerible. También es algo más proteico que el trigo "normal" y menos deficitario en lisina,con lo que sus proteínas son más fácilmente completables. A mi me gusta bastante el resultado que da en panes y bizcochos la harina integral de espelta y la uso bastante, junto a la de centeno.

    Muchísimas gracias por tu mención, Ajonjolí, me alegro de que estemos de acuerdo.

    Y el concepto este de cake salado con verduras, que nunca he hecho ninguno, me ha hecho vislumbrar un mundo de posibilidades! El tuyo tiene una pintaza!

    ResponderEliminar
  4. wuuuuau!!!!!!
    vaya pinta! Esto me encanta, muy buena idea, lo del recetario y esta receta buenísima, que aveces parece que sólo nos podamos llevar la socorrida ensalada de pasta o el bocata.
    Respecto las harinas, en casa utilizamos la de trigo, la de espelta, centeno, garbanzo, etc....
    Si que es verdad que a la hora de utilizarlas, cada una me gusta para una cosa y es que la de espelta me dá mucha más esponjosidad en los bizcochos (cuando utilizo integral) y me gusta más en algunos casos.
    ¡¡¡modas!!! yo concozco a varios que han desterrado el trigo, también los conozco crudiveganos, veganos, vegetarianos, etc, etc, etc y aveces adapto las recetas para ellos.
    Personalmente, hace tiempo que me dí cuenta que a mí de momento no me vá ninguna dieta que se ponga de moda. Sí que vario mucho la dieta dependiendo de la estación porque el cuerpo me lo pide, es natural, creo yo, que en verano no nos aptc tanto platos calientes. Y también me guio por los productos de temporada, cuando están como dice mi peque de requetechupete y asequibles al bolsillo.


    Tengo una entrada de leche frita con sirope de ágave y es que tiene menos indice glucémico que la miel y dá menos sabor, la miel tiene un sabor muy potente para algunos postres. Mi mami es diabética y lo agradece, aunque en pequeñas dosis, claro, así que el sirope a entrado en mi vida jejeje.

    Muy interesante la información de las diferentes clases de trigo, gracias.

    ResponderEliminar
  5. Es que ahora han salido unos modos y modas de hablar mal sobre lo que toda la vida se ha comido. Yo no se como hemos sobrevivido los de mi generación . . . .

    El cake delicioso, seguro que te lo copio.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. No entiendo a la gente que demoniza el trigo! Me gusta probar distintas variedades de cereal, pero de ahí a echarle las cruces... Es un tema de todos modos apasionante y contigo siempre aprendo algo más, me encanta visitarte :) porque no sólo traes recetas fabulosas!

    Yo ahora mismo no tengo que recurrir a comidas para llevar ni tuppers (ojalá no fuera así, si eso significara que he encontrado trabajo... ains), pero me parece una genial idea la agrupación que has hecho, y muy práctica.
    Me llama mucho la atención el cake salado, tiene que estar riquísimo!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Uf tantas cosas por comentar sobre tu entrada...a cuadros me he quedado con que la espelta es un tipo de trigo!! tengo que investigar sobre esto un poco más para poder explicarlo bien a un familiar, gracias por volver a insistir sobre ello...a mi también me pasa como a ti, asocio cada receta a un momento, y hay que ver lo deprisa que pasa el tiempo pero aún sigo recordándolo todo...la receta tiene que estar exquisita, pienso que no hay que renunciar a comer bien y sano aunque se tenga poco tiempo...así que la pestaña nueva me parece de lo más práctico...un besazo!!!

    ResponderEliminar
  8. Todavia hay mucha gente que no sabe que la espelta es un trigo,bastante antiguo, de hecho un profesor de mi hija (cuando estudiaba panaderia y pasteleria) no tenia ni idea de su existencia.
    La receta me ha encantado. Me la dejo en pendientes.
    besos

    ResponderEliminar
  9. Ya 4 años...me parece increíble...y es que me acuerdo exactamente de los cruasanes de la ascensión anual...
    Un beso grande, cada vez que te leo, sea por un motivo o por otro, me emociono.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por la receta (viva los picnics!!!), por la información sobre los trigo y sobre todo, por darnos a conocer el blog de Dime Qué Comes. Me parece fantástico e imprescindible para estar bien informados.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta tu receta, creo que te la voy a copiar, por cierto...cuantos huevos le pones?? Es que en la lista de los ingredientes no lo dices. Un besiño!!!

    ResponderEliminar
  12. Perdona, jejejeje, ya lo vi...lo del huevo, jejejejeje...un lapsus!!!

    ResponderEliminar
  13. La receta parece buenisima!!
    Queria saber, ¿si se puede sustituir el huevo por otra cosa? ¿o si se puede preparar sin el huevo?
    Gracias.

    ResponderEliminar
  14. pues nunca lo preparé sin el huevo... se supone que podrías sustituirlo por una cucharada sopera de semillas de lino molido disueltas en agua, aunque como nunca he probado a hacerlo así tampoco puedo asegurarte el resultado ¡lo siento! Si te animas, prueba a ver qué tal.

    ResponderEliminar
  15. Gracias cielo.
    Intentare hacerlo.
    Te lo dire el resultado.
    Besito!

    ResponderEliminar
  16. Pues. Tenia maicena en casa. puse maicena con cuarto vaso de agua. ha salido estupendo con espinacas y maiz dulce. ¡ojala que pudiera subir la foto!
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar